Recuerdos del ayer, El Siglo de Torreón
19 de septiembre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del ayer

LOS HUGOS PINEDA

Sergio Luis Rosas
TORREÓN, COAH., miércoles 22 de julio 2020, actualizada 7:40 am


Enlace copiado

En el futbol mexicano son contados los casos de padre e hijo que hayan sido porteros de éxito y seleccionados nacionales los dos, como lo fueron Hugo Pineda Constantino y Hugo Pineda Vargas, ambos conocidos en su época profesional con el sobrenombre de “El Chato’’ Pineda. El padre falleció en 1990 en un accidente automovilístico y el hijo concluyó en 2003 su carrera profesional con el equipo San Luis.

Considerados como los mejores porteros que ha dado el estado de Tamaulipas y orgullo de la colonia Árbol Grande de Ciudad Madero. En la historia del futbol nacional existe el antecedente de Alejandro Mollinedo padre e hijo, el primero de origen español, el segundo jugó con Pumas y Atlante en la década de los años sesentas. Otro caso fue el de Jaime “El Tubo’’ Gómez, su hijo del mismo nombre formó parte del plantel de Chivas que ganó el título en el Torneo de Verano 1997.

El más reciente ha sido el de Cirilo Saucedo Nájera, hijo del guardameta Cirilo Saucedo Rodríguez que jugó en el Morelia de la década de los años sesentas y en el Monterrey. Cirilo junior llegó al Santos Laguna en 2001 como tercer portero y fue campeón con los Guerreros en el Torneo Verano 2001. Enseguida emigró al equipo León con el cual debutó ese año. Jugó también con Dorados de Sinaloa, Veracruz, Tigres en dos ocasiones, Indios de Juárez y Monarcas. Fue también Seleccionado Nacional en 2013.

A nivel regional podemos mencionar a Rubén Chávez González, mejor conocido como “El Gato’’ Chávez, quien debutó en el desaparecido equipo Laguna en 1973 y jugó también con los equipos Leones Negros de la U de G y Tigres UANL en las décadas de los años setenta y ochenta. Su hijo Rubén Chávez Gánem siguió los mismos pasos, jugó en el Santos Laguna de Segunda División en la temporada 2001 - 2202, aunque no debutó en el circuito máximo del futbol mexicano.

LOS PINEDA

Hugo Pineda padre fue en vida un portero elástico y ágil, su especialidad era volar e interceptar centros con seguridad, tenía gran arrojo a la hora de salir a los pies del rival. Hugo Pineda junior heredó de su padre no sólo la pasión por el futbol, sino también sus facultades. Padre e hijo hicieron historia en el futbol mexicano.

Hugo Pineda Constantino debutó con el equipo Tampico F. C en la temporada 1961 - 1962, equipo en el que jugó durante cinco años y sobresalió por su seguridad, no utilizaba guantes, pero si rodilleras. Los porteros de antaño se vendaban las muñecas y colocaban tafetanes en sus dedos para fortalecer las manos y tenían una gran técnica para manejar el balón con las manos y quedarse con el esférico.

Sus grandes actuaciones llamaron la atención de la directiva del Monterrey, equipo que lo contrató en la temporada 1966 - 1967 y permaneció en este plantel hasta 1971. Con los Rayados fue subcampeón de la Copa México 1968 - 1969, en la que estableció el récord de atajar cuatro penales en un mismo partido, en cuartos de final contra Toluca. De 1971 a 1973 militó en el equipo Puebla y de 1973 a 1977 en los Esmeraldas del León, con los cuales fue subcampeón de Liga en la temporada 1974 - 1975.

Hugo Pineda padre fue seleccionado nacional en el período de concentración previo al Mundial de México 1970 junto a los guardametas Ignacio “El Cuate’’ Calderón, Antonio “El Piolín’’ Mota y Francisco Castrejón. Jugó en el partido amistoso contra Perú en Lima, donde México ganó por un gol a cero con un “madruguete’’ de Ignacio Basaguren en el cobro de un tiro libre.

El entrenador de porteros era el legendario Antonio “La Tota’’ Carbajal, quien en esa época manifestó que Hugo Pineda era un portero de gran categoría y experiencia, sin embargo, no logró quedarse en la lista final de los 22 seleccionados nacionales.

El técnico Raúl Cárdenas se inclinó por Ignacio “El Cuate’’ Calderón, Antonio “El Piolín’’ Mota y Francisco Castrejón.

Hugo Pineda Constantino se retiró al término de la temporada 1976 - 1977 con el equipo León. Falleció el 16 de septiembre de 1990 en un accidente automovilístico a la edad de 48 años. Sus restos descansan en la ciudad de Monterrey.

SUPERÓ AL MAESTRO

Hugo Pineda Vargas heredó el talento de su padre para jugar la difícil posición de portero, debutó con el Tampico Madero en la temporada 1983 - 1984, equipo en el que jugó durante siete años.

En seguida emigró a los Leones Negros de la U de G con los que militó las temporadas 90 - 91, 91 - 92 y 93 - 94, en el torneo 92 93 jugó con Correcaminos UAT. En la temporada 1994 1995 jugó con los Potros de Hierro del Atlante, de los cuales emigró al Celaya para jugar en el último torneo largo del futbol mexicano. En el Invierno 96 fue contratado por el Necaxa y participó con los Rayos en el Mundial de Clubes celebrado en Brasil en 2000 en el cual quedaron en tercer lugar al derrotar al Real Madrid por cuatro a tres en tanda de penales.

Después de jugar con los Rayos militó en el América, con el cual fue Campeón en el Torneo Verano 2002. Finalmente Hugo Pineda junior se retiró con San Luis en el Verano 2003 en un partido contra Chivas, celebrado el ocho de marzo de ese año.

Tenía 40 años de edad cuando se retiró y 20 de ser profesional. Hugo Pineda Vargas fue Seleccionado Nacional en el Preolímpico rumbo a Seúl 1988. Participó con México en la Copa América celebrada en Brasil en 1997. La pregunta que surge ¿Quién fue mejor, el padre o el hijo? Muy buenos los dos, diferentes estilos, diferentes épocas. “Hijo de tigre, tigrillo’’.

¡Hasta el próximo miércoles!

*Sergio Luis Rosas *[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...