11 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

En los medios

JOSELITO HUERTA 'EL LEÓN DE TÉTELA'

Jorge Galván Zermeño
TORREÓN, COAH., sábado 11 de julio 2020, actualizada 9:43 am


Enlace copiado

El toreo mexicano ha dado grandes figuras, sin duda alguna una de las más importantes ha sido Joselito Huerta, el día de hoy en el aniversario de su muerte va para el esta columna, el maestro poblano es para nuestra historia uno de los principales referentes taurinos de los inicios de la segunda mitad del siglo pasado, un gran exponente de la expresión sentimiento mexicano al torear, dueño de una muleta poderosa y con gran valor mostrado desde sus inicios y con una triunfal presentación en la Plaza México en la que cortó las orejas y el rabo a uno de sus novillos viaja con su espuerta llena de ilusiones a España para afincarse por una temporada en Sevilla en el año de 1955, ahí bajo el cobijo del Maestro Juan Belmonte toma la alternativa de manos de Antonio Bienvenida llevando como testigo al guanajuatense Antonio Velázquez el 29 de septiembre de ese año desorejando a “Servilleto” de Felipe Bartolomé.

El triunfo se repite en la tarde de su confirmación el 25 de diciembre del mismo 1955 en la Plaza México con “Limonero” de La Punta al que también le corta las dos orejas, su padrino fue Antonio Velázquez y el testigo César Girón, cinco meses después el 10 de mayo de 1956 confirma en Madrid llevando como padrino de nuevo a Antonio Bienvenida y de testigo a Chicuelo II. El maestro Joselito es uno de los máximos triunfadores de la Plaza México con 8 rabos junto al maestro Eloy Cavazos y dos por abajo del mandón Manolo Martínez con quien protagonizó grandes tardes, el primero de ellos por gran faena a “Talismán” de Piedras Negras y el último en la tarde de su despedida a “Huapango”.

Se recuerdan en forma sobresaliente su paso en cosos españoles de Sevilla, Madrid, Valencia y Bilbao y de entre muchas su faena de indulto a “Espartaco” de Moreno Reyes hermanos en el Toreo de Cuatro Caminos, tarde en la que dio tres vueltas al ruedo acompañado del gran mimo mexicano. Su valor era admirable, así volvió de una cirugía de cráneo y de una grave cornada por “Pablito de Reyes Huerta. En la red circula un video de una gran faena en Las Ventas ya en el retiro en tarde de homenaje a Vicente Ruiz “El Soro” en la que las fallas con la espada le impidieron el corte de las dos orejas, ya que a su retiro continuó toreando festivales y como ganadero.

En tema aparte un año sin el tradicional San Fermín como consecuencia de la pandemia, se extraña el chupinazo.

LA ANÉCDOTA

Tres sobre el maestro, una de ellas personal, la primera sucedió en la Maestranza, algo jocosa pues de sobra es sabido que a 100 años de su muerte el nombre de Joselito es venerado por la afición, en especial la andaluza, un aficionado gritaba continuamente al maestro Huerta gritando “que cojones” otro lo cuestionó diciéndoles “si hombre, el mexicano es valiente, pero ya basta” a lo que el gritón contestó “que cojones de hacerse llamar Joselito”, la segunda en su última tarde en la entonces ¨Plaza de Toros Torreón, en una sentida y emotiva vuelta al ruedo bajo las notas de las “golondrinas” una botella venida del tendido de sol golpeo su espalda, el tipo que la lanzó fue sacado de la plaza a golpes por algunos aficionados. La tercera es personal, el maestro vino a torear un festival al mismo coso de la Moderna y acostumbraba hacerlo vestido de charro, la tarde fue triunfal, al terminar me acerqué a darle la enhorabuena, siempre lució en buena forma a lo que le comenté “Maestro usted está para reaparecer” su rostro moreno se ilumino con una gran sonrisa y me contestó con franqueza “gracias, no sabes cómo me gustaría, pero mi tiempo ya pasó”.

LAS EFEMÉRIDES

El día de hoy se cumplen 19 años de la muerte del Maestro Joselito Huerta, un día como hoy de 1858 Cayetano Sanz da la alternativa en Madrid a Ángel López “Regatero”, en 1886 nace Alfonso Cela “Celita” uno de los pocos matadores gallegos, en 1921 se da la última corrida en la vieja plaza de Pamplona con el Maestro Juan Belmonte en el cartel alternando con Ignacio Sánchez Mejías y Manuel Granero, en 1925 alternativa de Cayetano Ordóñez “Niño de la Palma” padre del Maestro Antonio Ordóñez y abuelo de los matadores Cayetano y Francisco Rivera Ordóñez, hijos de Francisco Rivera “Paquirri”, el mismo día debuta como novillero el Maestro de San Bernardo Manolo Vázquez. De sobra es sabido que los festejos de San Fermín en Pamplona resultan todo un acertijo para los matadores tanto por el peligro del encierro como por la actitud de los aficionados, en 1987 “Civilito” de Pablo Romero tocado en suerte para Luis Francisco Esplá resultó todo un tío saltando al callejón y derribando e hiriendo al picador Victoriano Cáneva, del tendido de sol viajo una botella que golpeó al matador con el que además se metieron fuertemente, el maestro juró y cumplió no volver a torear en ese coso. En 1999 alternativa de Antonio Barrera. ¡Hasta la próxima!

Jorge Galván Zermeño [email protected]
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...