11 de agosto de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Recuerdos del Ayer

EN EL PECADO LLEVAN LA…

SERGIO LUIS ROSAS
TORREÓN, COAH, miércoles 10 de junio 2020, actualizada 9:48 am


Enlace copiado

Me da mucha rabia porqué se llevaron el equipo a Mazatlán. Hicieron un buen negocio, pero que no se les olvide que en “El pecado llevan la penitencia’’. De un plumazo borraron 70 años de historia. Los directivos no han dado la cara, no dicen nada, no explicaron por qué lo vendieron, con qué derecho lo hicieron’’, quien así se expresó fue el legendario portero mexicano Antonio Carbajal.

“El Cinco Copas’’, llamado así por ser el primer jugador en participar en cinco Copas del Mundo en forma consecutiva, del Mundial de Brasil 1950 al de Inglaterra 1966, cumplió el sábado anterior 91 años de edad, gozando de buena salud y manteniéndose activo como entrenador de futbol en el programa “La Búsqueda’’, consistente en rehabilitar niños y jóvenes con problemas de drogadicción.

Entrenador del Morelia durante diez años y medio, recordó en seguida que Nicandro Ortiz, ex propietario del club, decía que el Morelia era para el pueblo. “Me enojé mucho, los que vendieron el equipo hicieron su agosto’’, puntualizó.

Reconoció que en la época de Nicandro Ortiz “con poco logramos mucho’’, el Morelia se convirtió en un equipo protagonista del futbol mexicano con jugadores que se partían el alma dentro de la cancha, que no sabían perder y luchaban hasta el final.

Estimó que Mazatlán es una plaza beisbolera, cuna de la Liga de Mexicana de Béisbol del Pacífico. La gente hubiera aceptado la venta del Morelia si hubiera quedado en una plaza futbolera. Ojalá le vaya bien en Mazatlán, no le deseamos un mal a nadie, pero no se les olvide que en el “Pecado llevan la penitencia’’.

En Morelia hubo manifestaciones de enojo, pero no sirvieron de nada. Los aficionados quieren saber ¿Con qué derecho vendió el equipo el grupo que lo administraba? ¿De dónde sacó el título de propiedad? “No le deseo un mal a nadie, pero a estos señores que lo vendieron, no les va a dar resultado. De un plumazo borraron a toda una institución. Ni modo, las cosas ya se hicieron’’, manifestó en un tono de molestia el legendario Antonio “La Tota’’ Carbajal.

De repente empezaron a sacar las cosas y a llevárselas sin dar una explicación. La gente se inconformó, hubo marchas, desafortunadamente no lograron nada. A los vendedores “les sirvió de tapadera la Federación Mexicana de Futbol’’, subrayó.

Enseguida recordó los casos del Necaxa y del Atlante que emigraron de la capital de la República a la provincia conservando su nombre, los Rayos han descendido en dos ocasiones y no han podido arraigarse en Aguascalientes; los Potros de Hierro descendieron hace años en Quintana Roo y no pudieron regresar a Primera División, con la desaparición de la Liga de Ascenso corre riesgo su franquicia.

Lamentó que la Femexfut haya avalado estos cambios y que se preste a los intereses de los propietarios de los equipos y no hagan una consulta previa entre los aficionados, en el caso del Morelia, una afición que le fue fiel desde hace 70 años. Daba gusto ver como los aficionados llegaban al Estadio para apoyarlo tanto de local como de visitante. Esa fidelidad ha sido traicionada por los directivos de Monarcas.

“ME DUELE EN EL ALMA”

Uno de los grandes símbolos del equipo Morelia es Antonio “El Manquito’’ Villalón, quien luchó contra la adversidad para debutar en 1959 con “Los Canarios’’ en Primera División a la edad de 19 años. En la temporada 1969 - 1970 los desaparecidos Diablos Blancos del Torreón estaban a punto de desaparecer cuando faltaban diez partidos para que concluyera el torneo.

La directiva encabezada por Juan Abusaid Ríos llamó como técnico emergente a Fernando “El Gavilán’’ García para que salvara al Torreón del descenso. El nuevo entrenador solicitó como refuerzo a Antonio “El Manquito’’ Villalón, quien en ese entonces jugaba con el Morelia en Segunda División, ya que los Canarios habían descendido dos años antes.

Entrevistado el viernes anterior vía telefónica para conocer su punto de vista sobre lo sucedido con Monarcas, de entrada expresó: “Me duele en el alma que se llevan al equipo a Mazatlán. No entiendo porque se lo llevan después de haber escrito en Morelia una historia de 70 años, de haber sido fundador de la Segunda División, de haber vivido un largo descenso y regresar en 1981 a Primera División con grandes esfuerzos’’.

Recordó que en Torreón estuvo hasta 1972 y cuando regresó al Morelia el equipo estaba a punto de ser desafiliado de la Segunda División por un adeudo de 25 mil pesos que tenía con la Federación Mexicana de Futbol. Para cubrir la deuda se organizó un partido entre ex jugadores y el plantel de ese entonces.

Añadió que la afición michoacana respondió en gran forma y hubo un lleno completo en el Estadio Independiente, propiedad de don Félix Cerda. La directiva encabezada por el Sr. Pérez Ayala logró cubrir el adeudo y Los Canarios se salvaron. En ese entonces se firmó una cláusula en la cual quedó establecido que el equipo no saldría de Morelia.

Sería bueno investigar si en el contrato de cesión de derechos al grupo que lo adquirió hace más de veinte años se conserva aún esa cláusula para tratar de hacerla válida’’, puntualizo Antonio “El Manquito’’ Villalón, un símbolo del equipo que fue conocido con los motes de Los Ates de Morelia, Canarios y Monarcas a lo largo de sus 70 años de historia en el futbol mexicano.

“NO SUPIERON VALORAR”

Berenice Marín Mercado, seguidora del equipo purépecha desde la década de los años setenta cuando militaba en Segunda División y era conocido con el sobrenombre de Los Ates. Le tocó vivir la alegría del regreso a Primera División en 1981 y la conquista del Campeonato en el Invierno 2000 en penales contra Toluca en el Estadio Nemesio Díez. Su mamá Olga Mercado Fernández viuda de Marín era fiel seguidora del Morelia y desde pequeña la llevaba a los partidos que se celebraban en el Estadio Venustiano Carranza.

Marín Mercado, entrevistada vía telefónica, consideró que en las dos últimas décadas la directiva y jugadores no supieron valorar a la afición, ni al Estadio Morelos, ni a la bella ciudad de Morelia. Empezaron a comprar jugadores extranjeros que no se comprometieron con la afición y no respondieron a las expectativas creadas, sin olvidar que en los años recientes el equipo michoacano estuvo a punto de descender e incurrió en varios actos de indisciplina.

“Teniendo una ciudad tan bonita, una afición que los “apapachaba’’, no supieron aprovechar. No se lo llevaron nada más por llevárselo, fue la mediocridad de los jugadores la que influyó en el cambio de sede. Otro factor fue el no haber tomado en cuenta a los jugadores locales que prometían y pudieron dar un mayor rendimiento’’, estimó la entrevistada.

Para concluir consideró que los jugadores famosos juegan para conservar su estatus social, mientras que los jóvenes juegan por el hambre de triunfo que tienen. Fue ahí donde les falló. Hicieron grandes contrataciones, pero no pudieron salir de la mediocridad. El equipo dejó de tener sueños.

¡Hasta el próximo miércoles!

Sergio Luis Rosas [email protected]
TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...