19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

Verdades y Rumores

EL AGENTE 007
miércoles 10 de julio 2019, actualizada 7:35 am

Enlace copiado

Harto nerviosos tienen a diferentes sectores de la sociedad lagunera los últimos reportes de seguridad que se han presentado en La Laguna de Durango, y es que oficialmente la Fiscalía de dicho estado, a cargo de la escurridiza Ruth Medina Alemán, reconoció en un periodo de poco más de un meses al menos ocho casos de privaciones ilegales de la libertad a empresarios y ciudadanos de la región, además los rumores de que otros casos han sucedido sin que las víctimas o sus familiares reporten los hechos a las autoridades han corrido como pólvora. Como siempre, la falta de información oficial o una autoridad que salga a aclarar los hechos ha generado que las inestables redes sociales se presten para un sinfín de especulaciones que lo único que logran es propiciar un ambiente de pánico e incertidumbre.

Nuestros subagentes, que todo lo oyen, nos informan que las policías municipales han sido totalmente rebasadas por estos fenómenos, y cuando se le pregunta a una autoridad de las hermanas repúblicas de Gómez Palacio y Lerdo le echan la bolita a los del estado por la competencia de los delitos, sin embargo, ni la fiscalía de Durango ni la Secretaría de Seguridad Pública logran ponerse de acuerdo para manejar la información, mucho menos para prevenir lo que se ha convertido en un dolor de cabeza para los laguneros. Las declaraciones de doña Ruth fueron dadas luego de que por casualidad se tropezara con un grupo de reporteros, no vaya a creer que porque le preocupara mucho que digamos tranquilizar a la sociedad; lo curioso es que ni el gobernador de la entidad, José Rosas Aispuro, ni el secretario de seguridad, Francisco Javier Castrellón, hayan considerado el tema lo suficientemente importante como para salir a dar una declaración.

Lo cierto es que mientras Gerardo Ibarra, presidente de la Mesa de Seguridad y Justicia en La Laguna de Durango, salió a pedir cordura e invitar a la ciudadanía a no generar pánico a través de chismes de Whatsapp, son las propias autoridades estatales las que, al contradecirse en las cifras, negar los hechos y después reconocerlos, terminan propiciando este tipo de especulaciones. También llamó la atención que la explicación de don Gerardo no convenció mucho que digamos, ya que, según él, en La Laguna de Durango no ha habido secuestros, sino que un grupo de pilluelos dedicados al robo de vehículos retienen a sus víctimas mientras sacan los carros de la región y luego liberan a los afectados.

***

Tal parece que quien está sufriendo de falla en la memoria es el exgobernador de Coahuila Rogelio Montemayor Seguy, a quien después de muchos años de vivir en el acierto le dio por un mal común entre los políticos que han obtenido todo a través del dedazo y sus buenas relaciones con el poder en la capirucha del smog, aunque luego se les olvida y piden democracia. Don Rogelio fue uno de los más beneficiados por el dedo divino del jefe de jefes del Partido Revolucionario Institucional, Carlos Salinas de Gortari, no solo políticamente, sino también económicamente hablando, y la carta de su renuncia pasó un tanto desapercibida a nivel nacional y local; probablemente nunca pensó en las consecuencias que luego sufren burócratas allegados a quienes toman este tipo de decisiones. Nuestros subagentes, disfrazados de pozos petroleros, nos comentan que muy pronto el ‘exgóber’ pagará las consecuencias de sus estoicos actos siendo separado de la última ubre y liana que le quedaba, el suculento clúster de energía de la provincia de Coahuila… Mismo que fue creado por el también exgobernador Rubén Moreira de manera generosa por aquello de que el presupuesto era lo suficientemente abultado como para mantener a varios de sus allegados. Se dice que el ‘góber’ Miguel Riquelme le habrá de pedir amablemente la separación de ese suculento hueso que más de diez deben estar esperando para saborear; cosas curiosas que suceden en el otrora partidazo que les dio de comer a muchos de los que ahora reniegan y coquetean descaradamente con la Cuarta Transformación, que se ha convertido en una especie de campo de refugiados para los vividores de todos los partidos políticos. Los subagentes, que consultaron a la pitonisa para adivinar el desenlace de la telenovela, nos detallan que en los próximos días llegará la factura de la renuncia de Montemayor y precisamente empezará por poner a vivir en el error a un buen número de sus familiares directos que actualmente cobran en la sagrada nómina estatal.

En el intento de reestructurar al RIP... Perdón, PRI Coahuila, a los agremiados de primer nivel que tienen varias actividades, entre ellas, ser funcionarios y jefazos de estructura, les dieron a elegir por una de ellas, pero al paso del tiempo se han hecho patos y siguen cobrando doble nómina, como es el caso de Omar Morales Rodríguez, quien “trabaja”, entiéndase el sarcasmo, como coordinador del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Coahuila en el municipio de Torreón, pero además tiene a su cargo un sector predominante para el sobreviviente bastión del tricolor. Al esposo de la presidenta interina del PRI en Torreón, Olivia Martínez, ya le dieron el ultimátum para que elija qué sopa prefiere. ¿Será que al pobre Rigo Fuente, jefe en Coahuila del partido, nadie le hace caso? Porque basta recordar que ni el mismo Eduardo Olmos, jefe de campaña del polémico ‘exgóber’ de Campeche, y el hoy aspirante a la dirigencia nacional de ese partido Alito Moreno prácticamente ignoraron a don Rigo en un reciente evento en Saltillo, donde mejor le dieron voz al otro hermano incómodo del estado, Álvaro Moreira, quien con el pretexto de ser secretario de Organización Electoral del tricolor se encargó de dar las palabras de sepultura… Perdón, bienvenida al candidato.

***

Y vaya que pasan detallitos en la presidencia de Torreón. Aunque parezca mentira, se dice que ya existe en el edificio más caro de la ciudad una auténtica “delegación de la aviación aérea mexicana”, al más viejo estilo. Se trata de una oficinilla herméticamente cerrada, una especie de retiro dorado, donde plácidamente “despacha” el arquitecto Óscar Artigas como si fuera el “general de División”... Ah, sí, el mismo que fue director de Obras Públicas en la administración de Jorge Zermeño allá a finales de los noventa, y que actualmente fue premiado como coordinador de la misma dependencia. Nuestros subagentes, disfrazados de licitaciones “a modo”, nos comentan que en año y medio que va de la administración del alcalde panista lo único que han hecho en la flamante oficina es una presentación de Power Point, con una propuesta de drenaje pluvial, ¡no se vayan a cansar! Pero la labor que sí realiza diariamente a la una de la tarde es la difícil tarea de poner las palomitas en microondas, para que el agradable olor a mantequilla le ponga un toque hogareño a todo el piso, misma mantequilla que usa el funcionario para que se le resbalen las críticas tanto de los organismos de control como de los mismos funcionarios municipales, que piensan que don Jorge le otorgó un premio bastante jugoso al arquitecto.

***

Las que se están volviendo dignas competidoras de la intriga, acción y suspenso de Netflix son las Comisiones de Hacienda del Cabildo de Torreón. En su episodio de este martes, mientras se revisaba el análisis financiero, las cifras nomás no le cuadraron a la tesorera Mayela Ramírez Sordo, quien ahora en su papel de directora de finanzas municipales intentó esquivar los dardos ponzoñosos de la oficiosa fracción priista que le cuestionaba sobre la nómina en la Policía de Torreón. Como recordará, estimado lector, allá por noviembre del año pasado, el Gobierno del alcalde Jorge Zermeño presumió con bombo y platillos la contratación de 152 nuevos agentes del orden público egresados de la primera generación de la Academia de Torreón, por cierto Certificada por el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con estos nuevos integrantes, la corporación aumentaría a 821 elementos; pero, medio año después, ¿qué cree?, el reporte de la nómina en la dependencia sigue en 669, cifra por la que los regidores del tricolor dijeron que el municipio cuenta con “policías fantasma”. La tesorera nerviosa intentaba responder, pero los estridentes ediles del PRI no la dejaban. Cuando se llegó al rubro de Obras Públicas, nuevamente los ánimos se incendiaron, al no poder justificar varios milloncillos que andan por ahí bailando, mientras que en el apartado de “otros rubros” solo atinaron a decir el clásico “por obras de emergencia”. Y quien estaba en primera fila como “Pepe Grillo” era la señora de los números Natalia Virgil, quien en compañía de su séquito de asesores escribía los cuestionamientos que le hacían a su protegida para tratar de darles solución. Cosa que de nada sirvió, al menos en plena comisión, que además estuvo a punto de cancelarse cuando la síndica de mayoría, Sandra Mijares, tuvo que pedir orden y solicitar respeto a la síndica del tricolor Dulce Pereda, a quien le salió el barrio bravo y aventó uno que otro insultillo fuera de tono. Nuestros subagentes, atentos a la película, nos reportan que en un intento de salida al estilo de la Cuarta Transformación, los panistas buscaron justificar la administración que encabeza don Jorge, con el tradicional “los ciudadanos nos respaldaron en las urnas”, aunque haya pasado ya más de un año de eso.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...