23 de mayo de 2019 notifications
menu
EDITORIAL

El saqueo continúa

ARCHIVO ADJUNTO

LUIS F. SALAZAR WOOLFOLK
miércoles 15 de mayo 2019, actualizada 7:23 am


La controversia entre el gobernador Miguel Riquelme y el Congreso del Estado de Coahuila, en relación a recursos por la cantidad de tres mil quinientos ochenta y cuatro millones de pesos no ejercidos en el primer año de gobierno del mandatario, revelan que permanecen y continúan los vicios del moreirato, en cuanto al mal manejo del dinero público.

En términos de un punto de acuerdo aprobado por la Legislatura, los Diputados a través de la Comisión de Finanzas que encabeza la diputada de oposición María Eugenia Cázares, están requiriendo la presencia del Secretario de Finanzas del Estado, para que explique la falta de ejercicio legal de la cantidad mencionada, que el Gobierno de Coahuila está obligado a restituir a las arcas de la Federación.

Al grave y pertinente señalamiento que lo anterior implica, Riquelme responde con una negativa que pese a que haber sido expresada de manera rotunda mantiene el tema en la opacidad, porque la declaración del Ejecutivo carece de fundamento legal y no ofrece una explicación entendible ni ajustada a la verdad.

De acuerdo a la versión de Riquelme, su gobierno tuvo un plazo hasta el 31 de marzo del año en curso para cerrar el ejercicio correspondiente al año pasado, que concluyó al 31 de diciembre. Lo anterior además de ser falso, resulta inútil como argumento, porque de todos modos el plazo que alega en su defensa ya concluyó, y estamos a mediados de mayo.

Extraña que respecto al punto de acuerdo en comento, Riquelme diga que "...quieren que el Secretario de Finanzas se la pase en el Congreso..." y ofrece a la Diputada Cázares: "voy a mandar al Secretario de Finanzas para que le explique..." como si se tratara de un mensajero personal en un asunto entre particulares, en un tema institucional de primer orden y muy sensible para los coahuilenses, como lo es el manejo de dinero por parte del Poder Ejecutivo, y la supervisión y control de la inversión y gasto públicos, que corresponde al Poder Legislativo.

La postura del Gobernador viola lo dispuesto por el Artículo 54 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que establece que las erogaciones previstas en el Presupuesto de Ingresos que no se encuentren contabilizadas al 31 de diciembre de cada año, ya no podrán ser ejercidas. Por si fuera poco, la disposición legal en cita ordena de modo expreso que las dependencias que conserven recursos al referido 31 de diciembre, entreguen a la Tesorería de la Federación el importe de tales recursos y sus intereses, dentro de los quince días naturales posteriores al cierre del ejercicio, cuyo plazo se cumplió el 15 de enero pasado.

Lo cierto es que de acuerdo a documentos que obran en poder del Congreso de Coahuila, relativos a la Cuenta Pública cortada al 31 de diciembre de 2018, por el propio Secretario de Finanzas de Riquelme, se desprende la falta de ejercicio contabilizado de los ya mencionados tres mil quinientos ochenta y cuatro millones de pesos, y el Pueblo de Coahuila merece una explicación al respecto.

La realidad de las cosas es que la grave irregularidad que señala la Diputada Cázares, es una práctica viciosa que viene del moreirato, como se desprende de los ejercicios de 2016 a la fecha, en que los recursos federales etiquetados para fines específicos, han sido desviados para financiar la política clientelar del gobierno en turno y llenar los bolsillos de los de siempre, de modo discrecional y por tanto ilícito. La diferencia es que en tiempos del gobierno priísta de Enrique Peña Nieto, este proceder contrario a derecho gozó de la complicidad de las autoridades federales que se hicieron de la vista gorda y en cambio hoy día, muchos coahuilenses esperan del actual Gobierno Federal una actitud de supervisión y control, congruente con la honestidad prometida en campaña por el hoy presidente López Obrador.

La gira de Riquelme en la región el día de ayer, en la que reitera ofrecimientos de pago a proveedores insatisfechos y reinventa viejas promesas incumplidas a ciudadanos desatendidos, no alcanza a tapar el sol con un dedo.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...