19 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Los casos sin documentar por zika

La Seceretaría de Salud ha reportado que 51 niños nacieron con un síndrome congénito asociado al virus; en 43 casos la afección predominante es microcefalia

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 15 de abril 2019, actualizada 7:48 am

Enlace copiado

"Toma paracetamol y se te quita", escuchó Lidia de una enfermera. A Érika le pidieron guardar reposo. María, Margarita y Lluvia se fueron a casa con un posible diagnóstico de dengue. Al ver las ronchas de Rosa, su médico le dijo que quizá era zika, pero no tenía cómo detectarlo. Al cumplir ocho meses de embarazo, las mujeres recibieron la misma noticia: sus hijos nacerían con microcefalia por posible zika; no es la única coincidencia, a la fecha, ni ellas ni los niños han sido contabilizados por la Secretaría de Salud.

A casi tres años y medio de que se detectó el primer caso de zika en México, la dependencia federal ha reportado que 51 niños nacieron con un síndrome congénito asociado al virus; en 43 casos la afección predominante es microcefalia, pero Zoe, Emily, Diego, Caleb, Emir, Isaac y otros 22 menores de edad no se encuentran en esa lista porque sus mamás no fueron diagnosticadas a tiempo.

José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, detalló que hasta el 8 de abril se han registrado 12 mil 810 contagios de zika, de los cuales 7 mil 120 fueron en mujeres embarazadas y sólo 51 recién nacidos reportaron un síndrome congénito, es decir, menos de 1%.

A pesar de que el funcionario aseguró que el Sistema de Vigilancia Epidemiológica es eficiente, lamentó que la ventana para diagnosticar a una mujer con el virus sea muy corta y si no se identificó durante el embarazo no hay manera de saber si la microcefalia con la que viven estos seis niños se relaciona con zika.

"Los mecanismos para identificar la enfermedad están limitados a ciertos periodos, las mujeres tienen una ventana de un mes para ser estudiadas con pruebas serológicas que comprueben la exposición al virus, también cuando nace un bebé con un síndrome asociado a zika se pueden tomar muestras del cordón umbilical, pero si no se hace en los primeros 30 días de nacido no hay posibilidad de detectar la presencia del virus", precisó.

Las mujeres, originarias de municipios de Sinaloa, no tuvieron suerte: al presentar los síntomas como dolor de cabeza, ronchas en el cuerpo, fiebre y dolor muscular, acudieron a su clínica familiar, pero a ninguna le hicieron el reactivo para zika porque no contaban con ellos. "En la clínica no supieron decirme qué tenía, sólo me prohibieron los antibióticos para no afectar el producto y me dijeron que mi sistema inmune nos protegería a los dos, me hicieron un estudio de sangre, que después supe sólo tenía el reactivo para dengue, me mandaron a mi casa, me dieron paracetamol y listo", cuenta Lidia mientras carga a Zoe.

Al respecto, Alomía Zegarra reiteró que más allá de los sistemas de vigilancia con los que cuenta la Secretaría de Salud, existe la posibilidad de que por falta de educación o conocimiento tanto de los pacientes como de los empleados haya casos que queden fuera del registro. Sobre la falta de reactivos para zika, el funcionario precisó que las pruebas se realizan en la Red Nacional de Laboratorios Estatales y en los hospitales de primer nivel sólo se toman muestras que son enviadas al laboratorio estatal para verificar si una mujer tiene o no el virus.

El trastorno que no tiene una cura

La microcefalia es una malformación en la cual:

=>La cabeza de un bebé es más pequeña que lo que se espera de acuerdo con su edad y su sexo.

=>Este síndrome congénito puede causar diversas alteraciones en los niños, dependiendo de qué tan severa sea: a mayor diferencia entre el perímetro cefálico esperado y el real del bebé se puede traducir en que las alteraciones cerebrales al interior del recién nacido sean mayores.

=>La discapacidad motora e intelectual va a depender de la severidad de las lesiones al interior de la cabeza.

=>Se puede observar retraso en desarrollo sicomotor, problemas del habla, crisis convulsivas, alteraciones en el movimiento, problemas de equilibrio, problemas para deglutir, de audición o visión, dado que la microcefalia se puede producir porque el cerebro del bebé no se desarrolló o dejó de crecer.

=>El tratamiento va a depender de las alteraciones que el bebé presente; sin embargo, no se puede revertir, solo se puede brindar una mejor calidad de vida, como atender crisis convulsivas, mejorar y maximizar las capacidades físicas e intelectuales con servicios de atención de intervención temprana.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...