27 de mayo de 2019 notifications
menu
Lector opina

Foro del Lector


viernes 08 de marzo 2019, actualizada 9:50 pm


Un ganso justiciero

- parodia -

MÉXICO .- Anoche, cerca de las 19:00 horas, una turba de buenos ciudadanos tomaron la justicia por su propia mano. La gente empezó a reunirse en torno a la plaza principal del lugar y los más sabios incitaban a no dejar escapar a un par de honestos delincuentes. Según comentarios recabados entre los pobladores de esta tranquila y pacífica población, ya habían percibido que los delincuentes en días anteriores habían sido vistos merodeando el lugar al acecho de varias niñas y jovencitas, incluso se percataron que ellos tomaron fotografías con sus teléfonos celulares. No había duda que se trataba de peligrosos secuestradores o tratantes de personas, se alcanzaba a escuchar entre entre gritos y reclamos.

Durante los hechos, mientras unas buenas y compadecidas mujeres golpeaban a los facinerosos, otras pedían a gritos una cuerda para atarlos al pie del asta bandera del lugar, otro anciano lleno de sabiduría entregaba un bidón de huachicol para prenderles fuego aun en vida, al mismo tiempo que un grupo agresivo, de muy agresivos agentes municipales – no militares, no marinos, no federales - trataba de rescatalos aun con vida a cualquier precio, exponiéndose a la violenta agresión de la gente. La acción de los uniformados no fue suficiente ni oportuna, su intervención fue tardía porque aunque lograron rescatar a estos dos buenos hombres, los rescataron sin vida. Ahora solo queda entregar sus cuerpos a los familiares para su cristiana sepultura sabiendo que eran inocentes y por parte del gobierno, hacerle llegar a cada una de estas violentas pero buenas personas, una compensación para hacerlos sentir mexicanos, además del beneficio de los programas integrales de bienestar para todos. Mientras que los gendarmes, una vez recuperados de las lesiones recibidas, serán procesados por violentar los derechos humanos.

Es importante mencionar que en estos poblados, la pobreza ya supera los límites de la intolerancia y que el hambre y la miseria hace que las personas busquen la mejor manera de subsistir. En un estudio reciente, claramente se informa que la casa más humilde apenas tiene tres habitaciones, sala comedor, tres baños y coche a la puerta. Es de suponerse que las condiciones en que viven los ha hecho personas muy peligrosas pero en en fondo, no dejan de ser excelentes seres humanos - ante todo debemos recordar que son mexicanos – y que los gobiernos neoliberales por muchos años les ha negado el derecho por alcanzar una mejor calidad de vida; la mayoría de ellos son “trabajadores” de PEMEX que perciben salarios miserables apenas arriba de los $ 18,000 mensuales. En esta comunidad, por ejemplo y con justicia, desde 1995 no pagan a la CFE el consumo del servicio eléctrico en protesta, cuyo líder fue nuestro actual presidente.

Juan Antonio Aguilar Tello

Torreón, Coah.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...