27 de mayo de 2019 notifications
menu
Lector opina

Foro del Lector


jueves 07 de marzo 2019, actualizada 10:17 pm


Nuestro cambio de régimen

Un cambio de régimen político en un país, generalmente se da mediante un golpe de estado o de una revolución armada. Costosísimo para cualquier país resulta el cambio de régimen mediante éstos dos indeseables procedimientos. Históricamente los cambios de rumbo en el mundo se han dado por acciones bélicas, exceso de violencia, derramamiento de sangre, destrucción física del país y desde luego grandes injusticias. Los países que han sufrido éstas calamidades tardan mucho tiempo en superar los daños físicos, económicos y morales que necesariamente arrojan éstos hechos.

Por fortuna, los mexicanos optamos por un cambio de régimen pacífico, sin violencia y sin derramamiento de sangre. Este hecho tiene sorprendido al mundo entero mismo que está a la expectativa de la evolución que se está desarrollando para conseguir el cambio de régimen.

Lo que no ha evitado éste “cambio de régimen pacífico” es la inconformidad de aquéllos mexicanos que disfrutaban de todas formas con el estatus corrupto, impune e inepto prevaleciente hasta el pasado 1ro de julio en que por una decisión libre y consciente, los mexicanos se decidieron por fín a terminar con el régimen podrido y se consiguió una aplastante mayoría (53.19% de los votos contra 22.27% obtenido por el PAN y el 16.40 obtenido por el PRI). Los inconformes con éstos resultados, aunque se autoproclaman como “demócratas”, no aceptan el veredicto de las urnas y no cejan en su intento de torpedear y tratar de hundir al nuevo régimen. Vano intento.

Y es que el asunto del combate a la corrupción que ha emprendido el Presidente López Obrador es el que más les duele a los llamados neoliberales o conservadores. Estos, cada vez que se destapa una cloaca, sueltan la jauría de los medios afines para atacar las decisiones del Presidente aún cuándo éste presente pelos y señales de los grandes e insultantes ilícitos cometidos contra el país por la llamada mafia que constituía el antigüo régimen.

Acusan los neoliberales de que López Obrador está dividiendo al país al hacer tales denuncias. ¡vaya! ¿que no los conservadores son los que mantuvieron dividido al país por tantos y tantos años de injusticias y desprecio hacia el resto de los mexicanos?. Ahora ése 20% de los mexicanos que según las últimas encuestas no están de acuerdo con las decisiones del nuevo régimen, protestan con rabia porque se les esté acabando el mundo aquél de hacer del país lo que les venía en gana.

Lo que los neoliberales hicieron con PEMEX y con la Comisión Federal de Electricidad sólo tiene un nombre: TRAICIÓN A LA PATRIA. Del saqueo infame a éstas paraestatales la ciudadanía tenía sus sospechas. Ahora ya se tienen las evidencias de lo que venía sucediendo. Y claro que tendrá consecuencias ésta traición al país descarada e impune. Y lo peor para los conservadores está por venir porque ésto apenas inicia. Recordemos aquélla frase que alguien pronunció: “De éste régimen corrupto donde quiera que presiones salta la pus”. O sea que “AUN HAY MÁS” como decía Raúl Velazco. Se trata de limpiar al país de corrupción y en ésto todos debemos de apoyar ya que a final de cuentas todos vamos a estar mejor, no sólo unos cuantos.

Seguiremos con el tema.

Les envío un cordial saludo

Héctor Astorga.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...