22 de enero de 2019 notifications search
menu
Columnas Deportes

Al Larguero

MARTINO

ALEJANDRO TOVAR
martes 08 de enero 2019, actualizada 10:08 am


En el negocio de la ilusión que es el futbol, el éxito se valora por encima de todo, porque esos protagónicos son expertos en el arte de manejar las expectativas y hasta el miedo mismo. La FMF de una demostración clara de que posee recursos en alta medida para traer a Gerardo Martino, que se da un lujo inicial, pocas veces visto a un DT, llega con siete auxiliares de su confianza, cuando en México hay gente de gran capacidad para ocupar esos sitios pero son olvidados.

¿Quiere ver usted el desfile?. De entrada son tres ayudantes directos que son Jorge Theiler, Sergio Giovagnoli y Norberto Scoponi. Este último fue estelar arquero de Newells y Cruz Azul. Al retiro fue técnico adjunto con Romano y Daniel Guzmán, pasando por América, Cementeros, Pachuca, Puebla, Morelia y hasta Santos. De todos, es quien mejor conoce el material mexicano.

Y sigue la lista. Dos preparadores físicos, ambos de excelente trayectoria, con Juan Manuel Alfano que ha tenido un paso exitoso en Europa, sobre todo en España y Rodolfo Paladini, que entre otros clubes, viene de ser campeón de la MLS al lado de Martino en Atlanta, Completa el grupo y con cierto lujo, Damián Silvero, que tiene la cartera de "analista táctico y video".

Con el famoso Tata entonces, se debe decir que no puedes ser un artista sin dañar a nadie, así que deberá imponer un estilo y la materia para encontrar su camino, aunque el exceso de admiración también alarma a algunos espíritus angustiados y cada cual se alinea con su tropa, aún cuando los Vucetich, Tena, Guzmán y sobre todo Almeyda podrían encajar por saber del medio.

Porque está visto que el futbol tiene una visión y geografía particulares, es tan adictivo como la literatura, pues permite la creación de un mundo imaginario, ese donde chocan las distintas expresiones, como quienes ante la derrota santista en Puebla, de pronto mostraron sus reproches en redes. Algunos a la yugular de Reyes, otros a la baja de Lozano, a los errores defensivos, a la inoperancia de Ayrton pero sobre todo predomina la preocupación por lo mal que se ha jugado.

El técnico quedó atrapado. Sabe bien que no puede recurrir a excusas y tiene qué buscar a "hacer un análisis del partido y al haber tenido una mala tarde" lo cierto es que intentó recomponer la estructura en la segunda parte, sin conseguirlo, de ahí que ahora sobren las dudas. Todos los partidos son de tres puntos, los primeros o los últimos y Santos ha quedado en deuda, aunque en representación de todas las víctimas, debemos decir que el tiempo descubre la verdad.

[email protected]
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...